Aunque no sea exactamente lo que todo el mundo esperaba Nintendo acaba de presentar la Nintendo Switch (modelo OLED) con una pantalla OLED más grande, 64 GB de almacenamiento, LAN con cable y mucho más.

A pesar de no haber debutado durante el E3 2021, Nintendo finalmente ha presentado su nueva consola: la Nintendo Switch (modelo OLED).

Aunque no es la «Switch 2» o la «Switch Pro» que los fans esperaban, esta actualización de la Switch aporta una mejora visual, sobre todo con un panel OLED más grande de 7 pulgadas, que sustituye a la pantalla LCD de 6,2 pulgadas de la Nintendo Switch original.

Nintendo ha ampliado la pantalla al mismo tiempo que ha reducido los biseles, lo que significa que este nuevo modelo presenta unas proporciones casi idénticas a las de la Switch estándar (aunque es 0,1 pulgadas más ancha, lo que significa que puede no encajar en algunos kits de Nintendo Labo y en algunos accesorios de terceros).

Además de la pantalla, la Switch OLED cuenta con un nuevo diseño de soporte, que se extiende a lo largo de la parte trasera de la consola y cuenta con una bisagra variable, lo que permite colocarla en cualquier ángulo en todo su rango de movimiento; lo que hace que la experiencia de visualización sea más versátil y estable, especialmente cuando se utiliza la consola en modo de sobremesa.

Nintendo también promete un sonido estéreo superior a través de los altavoces integrados y el almacenamiento interno de base se ha duplicado hasta los 64 GB, posiblemente una de las mayores limitaciones de la Switch original.

En cuanto al dock, además de compartir un esquema de color blanco sobre negro inspirado en PlayStation 5, ahora hay un puerto LAN integrado detrás del panel trasero, que permite una conexión ethernet por cable cuando la consola está acoplada, para un juego online de menor latencia.

De momento, solo se han anunciado los precios en Estados Unidos, con la Nintendo Switch (modelo OLED) a 349,99 dólares. Esto supone un aumento de 50 dólares con respecto al precio original de la Nintendo Switch y una subida que esperamos que se traslade también a los precios internacionales.

Si este es el caso, en el Reino Unido la Switch OLED podría costar cerca de 349 euros, ya que la Switch normal coincide con la estadounidense en 299 euros.

Nintendo ha programado el lanzamiento de la Switch OLED para el 8 de octubre, coincidiendo con la llegada del recientemente anunciado Metroid Dread.

Artículo original publicado en inglés en la web TechAdvisor UK